Joaquín Velázquez: De ídolo deportivo a detenido injustamente

Joaquín Velázquez, conocido como «El Morocho» por la afición poblana, abrió su corazón en una reciente entrevista en el programa «Franjitis» del periódico Grada, para compartir su dolorosa experiencia que vivió en 2022: su detención injusta y posterior encarcelamiento en el Penal de Almoloya.

La historia comienza con la creación de tres empresas fraudulentas a nombre de Velázquez, sin su conocimiento ni consentimiento, lo que lo llevó a enfrentar acusaciones de crimen organizado y lavado de dinero. «Constituyen tres empresas a mi nombre, crimen organizado y lavado de dinero, y termino detenido. Voy detenido, con un INE falso que tiene mi nombre, aparece otra firma y documentos firmados en una notaría de la ciudad de Puebla», explicó el exjugador en un tono marcado por la incredulidad y la indignación.

La situación alcanzó su punto crítico cuando Velázquez se vio tras las rejas de Almoloya, una prisión considerada de máxima seguridad en México. Sin embargo, a pesar de la pesadilla que estaba viviendo, el exfutbolista mantuvo firme su inocencia. «Afortunadamente todo se resolvió en tiempo récord, yo estuve en Almoloya una semana completa. Gracias a Dios se pudo aclarar», afirmó con un dejo de alivio en su voz.

Para Joaquín Velázquez, el momento decisivo que lo salvó de una injusta condena se remonta a su paso por Chivas USA en 2013, cuando fue invitado por José Luis Sánchez Solá, conocido como «Chelís», a formar parte del equipo. Según reveló Velázquez, fue precisamente en ese año cuando comenzaron a gestarse las empresas fantasmas que lo involucraron en este turbio asunto. «¿Qué me ayuda a salir? Que en ese momento ni siquiera estaba en el país. Si hubiese sido en otra circunstancia, habría sido más difícil», reflexionó.

Recordando el día de su detención, Velázquez describió cómo todo se desencadenó mientras se encontraba en el hotel de concentración con Cruz Azul, a punto de disputar un partido contra Pumas. «El día que sucede todo esto, ocurre en el hotel, yo estaba en la concentración como Cruz Azul, ya íbamos rumbo al Estadio Azteca, jugábamos contra Pumas. Bajo al estacionamiento para dejar unas cosas en mi auto y en esa zona ocurrió», relató, destacando la arbitrariedad de los acontecimientos que lo llevaron a ser privado de su libertad.

A pesar de haber atravesado momentos oscuros y llenos de incertidumbre, Joaquín Velázquez se aferra a la fortaleza que encontró en su fe y en el apoyo inquebrantable de su familia para superar este desafío. «Yo no tenía ni idea de lo que había sucedido, fue algo muy fuerte, con ayuda de mi familia, de Dios. La pasé mal un momento, pero todo estuvo de mi lado», confesó con emotividad.

El relato de Joaquín Velázquez no solo revela la fragilidad del sistema judicial mexicano, sino también la resiliencia y determinación de un hombre que, pese a las adversidades, logró mantener su integridad intacta.

Categorias:

© 2023 Caliente Tv | Diseñado por TwoTap Media